ANTES DE VIAJAR

FORMALIDADES DE ENTRADA

Islandia forma parte del espacio Schengen, que exime a los viajeros de controles fronterizos personales en los desplazamientos entre la mayoría de los países europeos. Los residentes de países que no pertenezcan al espacio Schengen deben llevar consigo un pasaporte válido durante toda su estancia. Para obtener más información sobre los requisitos asociados al pasaporte y los visados, así como sobre las normas del espacio Schengen, visite el sitio web de la Dirección General de Inmigración de Islandia.

EQUIPAJE

¿Qué equipaje puedo facturar? ¿Qué equipaje de mano está permitido?

El equipaje permitido en los vuelos depende de cada compañía, pero en la gran mayoría de los casos es de 1 maleta de 23 Kg. por persona facturada y 1 bolsa de máximo 10 Kg con las medidas estándar internacionales para el equipaje de mano (es decir, un máximo de 115 cm sumando ancho, alto y profundo). No se contabilizan como equipaje de mano bolsos, maletines, bolsas con portátiles, o cualquier otro tipo de bolso de tamaño estándar.

Mi vuelo de llegada es con escala, ¿qué debo de hacer con el equipaje?

Normalmente, el equipaje irá etiquetado con el destino final y no tendréis que recogerlo en la escala del vuelo, pero es importante que al facturar lo consultéis en el mostrador de la compañía aérea para que os lo confirmen.

¿Qué hacer si mi maleta no llega a su destino?

Si a vuestra llegada al destino la maleta no llega, lo primero que debéis de hacer es realizar la pertinente reclamación a la compañía en el propio aeropuerto, mediante la cual, os facilitará el llamado “PIR” (Parte de Irregularidad de Equipajes) y deberéis de informar de vuestro hotel en ese destino, así como otra serie de datos para que en el momento en que ésta aparezca, se os haga llegar lo antes posible. Durante el tiempo en que estéis sin equipaje, si tenéis necesidad de realizar compras de algunas prendas de ropa, etc… debéis de saber que vuestro seguro de viaje os cubre hasta cierto importe por este motivo (la cantidad depende del seguro contratado, en cuyas condiciones viene especificado). Es por este motivo por lo que, para su reembolso, debéis de conservar todos los tickets de esas compras, así como el PIR facilitado por la compañía, ya que al regreso de vuestro viaje podréis realizar este trámite con la compañía de seguros siempre y cuando aportéis esa documentación.

¿Y si llega rota o deteriorada?

Si tras alguno de los vuelos, vuestra maleta llegara dañada, rota, etc… igualmente debéis de realizar en primer lugar reclamación a la compañía aérea, la cual, en ocasiones facilita el haceros entrega de otra maleta de las mismas características que la maleta rota, si bien nunca cubren algunas partes concretas como son las ruedas o los tiradores.  En el caso de que no lo haga, el seguro de viaje que os incluimos lleva una cobertura para estos daños o bien para la reposición de la maleta, al igual que en el caso de pérdida, debéis de conservar el parte de reclamación, etc… para presentarlo a la compañía a vuestro regreso de viaje. En casos extremos en que los desperfectos impidan que podáis continuar con esa maleta el resto del viaje y sea necesario la compra de otra nueva en destino y abandonar la maleta rota, es recomendable antes de hacer nada contactar con el seguro para abrirles el parte de incidencia, ya que seguramente os pedirán que hagáis alguna fotografía, etc… de la maleta antes de abandonarla de cara a que a vuestro regreso al gestionar la incidencia podáis aportarla, junto con el ticket de la nueva.

DOCUMENTACIÓN DE VIAJE

Una vez realizado el último pago de vuestro viaje os haremos entrega de toda la documentación del mismo. La documentación incluye una serie de bonos de los distintos servicios del viaje, cada uno de los cuales indica las instrucciones para su utilización. La hora indicada en todos los bonos es siempre la hora local en el destino en cuestión. En cualquier caso, la forma de proceder con cada uno de ellos es la siguiente:

  • Billetes aéreos: Los billetes aéreos son electrónicos por lo que no es necesaria su presentación en el aeropuerto y solo sirven como comprobantes de los billetes emitidos. Basta con que presentéis en el mostrador de facturación del aeropuerto el pasaporte de cada viajero. Igualmente, si lo deseáis, podéis realizar la facturación y asignación de asientos por internet en la web de cada compañía. Si al hacerlo no encontráis asientos juntos no os preocupéis y dejar la asignación de asientos para hacerlo en el aeropuerto, pues en la facturación por internet solo se muestran disponibles un cierto porcentaje del total de asientos del avión.
  • Bonos de traslados: Una vez llegados al aeropuerto de destino y recogido vuestro equipaje para tomar el traslado al hotel, debéis dirigiros al exterior de la sala de equipajes correspondiente y dirigiros al mostrador de la compañía que realiza el traslado que se encuentra en las proximidades de la salida. Allí el personal de la compañía recogerá vuestro bono y os ubicará en el autobús correspondiente que os trasladará. En cuanto al traslado de salida entre el hotel y el aeropuerto, tenéis que llamar 24 horas antes de la salida del vuelo al número telefónico indicado en el bono (esta llamada podéis indicarlo y sin ningún problema os la harán desde recepción). Esta llamada es imprescindible para que os confirmen la hora de recogida en vuestro hotel el día de salida, que normalmente suele ser entre 3 y 4 horas antes de la salida del vuelo.
  • Bonos de Hoteles: En los distintos alojamientos basta con presentar en recepción el bono del hotel. La hora del check in habitual es a partir de las 14:00 ó 15:00 h. En caso de llegar antes de esa hora, el poder ocupar la habitación antes dependerá de la disponibilidad del hotel, si bien no existe problema alguno en que os guarden el equipaje hasta que la habitación esté disponible, para poder aprovechar ese tiempo de la forma en que deseéis. En los hoteles únicamente tendríais que abonar los servicios extra que contrataseis pues lógicamente el alojamiento ya lo tenéis incluido. Es norma obligada en la gran mayoría de hoteles el requerir una tarjeta de crédito a la llegada del pasajero, pese a estar la reserva prepagada, con la finalidad de retener en ella un importe que puede ser como mínimo la cantidad equivalente a una noche,  como garantía durante vuestra estancia en el hotel,  bien para posibles gastos adicionales, etc. Una vez abandonado el hotel, y si no se han realizado gastos, el hotel libera la cantidad, que aparecerá disponible de nuevo en vuestra tarjeta algunos días después.
  • Bonos de Excursiones: Las excursiones funcionan de diferente manera unas y otras aunque en todos los bonos figura la manera de proceder y la hora de partida de la excursión. En algunas tenéis que dirigiros al lugar de salida de las excursiones situados en el centro de la ciudad para entregar el bono y comenzar la excursión. En otras os recogerán directamente en vuestro hotel, pero al igual que ocurre con los traslados de salida, en algunos casos tendréis que llamar 24 horas antes para reconfirmar el horario de la recogida (de nuevo esta llamada os la podrán hacer desde recepción si así lo preferís)
  • Bonos de alquiler de coches: Para el alquiler del coche únicamente tendréis que presentar el bono en la oficina en cuestión de la compañía indicada en el bono.
SALUD Y SEGUROS DE VIAJE

Islandia tiene una muy buena atención médica y en caso de una emergencia médica, los ciudadanos de la Unión Europea deben presentar la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) para evitar tener que pagar el importe íntegro de la asistencia sanitaria. El número del teléfono de emergencias es el 112. La aplicación 112 Iceland permite a los viajeros ponerse en contacto fácilmente con el servicio islandés de emergencias, lo que ayudará a localizarles con rapidez si surgen problemas. En todo caso con el seguro de viaje que os incluimos por defecto en cada uno de nuestros viajes, tenéis garantizada la asistencia sanitaria hasta un límite de 100.000 euros por persona, así como también las siguientes coberturas principales y muchas otras secundarias:

  • 100.000 euros de asistencia médica (incluido Covid-19)
  • Seguro de cancelación, el cual os cubre hasta 3.000 € de gastos de una posible anulación del viaje por una gran cantidad de motivos entre los que destacan enfermedad grave (incluido Covid-19) o fallecimiento (todos estos supuestos para los viajeros y familiares hasta de segundo grado)
  • Repatriación por Covid-19 y devolución servicios terrestres no disfrutados
  • Regreso anticipado por hospitalización o fallecimiento de un familiar por Covid-19
  • Regreso anticipado por declaración de estado de alarma o aviso de cierre de fronteras en origen o destino

Y como os decimos muchas otras coberturas que podéis ver en estos enlaces:

COBERTURAS

RESUMEN DE CONDICIONES

CONDICIONES AMPLIADAS

Si necesito atención médica durante mi viaje ¿Cómo debo actuar?

En todos nuestros viajes lleváis incluido un seguro el cual, entre sus coberturas, se incluye la asistencia sanitaria (el importe es variable en función del seguro contratado).  En caso de necesitar de asistencia sanitaria es importante contactar con el teléfono de contacto de la compañía de seguros que os facilitaremos en la documentación de vuestro viaje, y la compañía os remitirá al centro médico al que debéis acudir en función de en qué lugar os encontréis.  Si la atención que se requiere es urgente, ante todo lo principal es recibir la atención allí donde os pueda ser prestada y ya posteriormente, en cuanto os sea posible, contactar con la compañía aseguradora. Es norma habitual en los centros médicos y hospitales de Islandia consultar en admisión si disponéis de algún seguro médico, ante lo cual, podéis entregarle la póliza que os incluimos en la documentación.

Igualmente, la compra de medicamentos que sean necesarios por alguna circunstancia en viaje (excluyendo los necesarios para enfermedades crónicas), también queda cubierta por la mayoría de seguros, con lo cual, en el caso de que debáis comprarlos allí, podréis presentar al seguro los tickets de compra a vuestro regreso para su reembolso.

HORA LOCAL

En todo el país se utiliza la hora del meridiano de Greenwich (GMT) durante todo el año. No existe horario de invierno ni horario de verano. La hora se escribe habitualmente en el formato de 24 horas (por ejemplo, las 13:00 en lugar de la 1:00 p.m.).

De esta manera en Islandia, en verano la hora es 2 horas menos que el horario penínsular español, mientras que en invierno (desde nuestro cambio de hora de Octubre hasta nuestro nuevo cambio de Marzo) es 1 hora menos.

IDIOMA

El idioma de Islandia es el islandés, una de las muchas lenguas indoeuropeas, y pertenece a la subdivisión de lenguas germánicas nórdicas, como las de otros países nórdicos, a excepción del finés. El islandés es muy similar al feroés y tiene cierta influencia celta, algo que también está presente en algunas de las tradiciones narrativas de la literatura del país.

 

En cualquier caso una elevadísimo porcentaje de la población islandesa habla y entiende el inglés sin dificultad, siendo este el idioma por excelencia en todos los hoteles y la mayor parte de circuitos turísticos y excursiones. En general, los jóvenes están más predispuestos a hablar inglés y lo hacen con mayor fluidez, mientras que la mayoría de las personas mayores al menos son capaces de mantener una conversación básica. Hay muchas personas que hablan una mezcla de idiomas escandinavos; de hecho, hasta hace no muchos años, el danés era el primer idioma extranjero que se enseñaba en el sistema de educación básica obligatoria, en lugar del inglés. El pequeño tamaño de la isla anima a los islandeses a viajar, estudiar y establecer múltiples relaciones empresariales en el extranjero; por ello, es posible que incluso aquellos turistas procedentes de lugares remotos se encuentren con lugareños que hablen su propia lengua materna. Por otra parte, aprender un poco de islandés es divertido. La regla de pronunciación más importante es muy sencilla: todas las palabras islandesas se acentúan en la primera sílaba, un rasgo originario y típico de las lenguas germánicas. Aunque el alfabeto islandés, necesario para pronunciar los nombres que aparecen en las señales y útil para, entre otras cosas, recordar nombres de personas, pueda asustar al principio, las letras normalmente se pronuncian como suenan, lo que hace que merezca la pena centrarse en la pronunciación de los caracteres desconocidos. Los caracteres con los que la mayoría de los extranjeros suelen necesitar ayuda son «Ð» y «Þ»; aunque los sonidos que representan también existen en inglés, su diferente grafía desapareció después del inglés antiguo, cuando se comenzó a escribir ambos como «th». «Ð» es una consonante fricativa dental sonora, como la «th» inglesa en soothe o that, mientras que «Þ» es una fricativa dental sorda, como la «th» inglesa en with o thin. El estudio del islandés es importante para todas las lenguas germánicas, como, por ejemplo, las lenguas escandinavas, el neerlandés y el inglés. Esto se debe en gran medida a lo relativamente poco que ha cambiado el idioma desde los primeros asentamientos y a la excelente preservación de las sagas y muchos documentos históricos en islandés. Muchos viajeros vienen para estudiar islandés o trabajar durante algún tiempo en la isla para practicarlo; de hecho, el idioma está presente en los programas de docenas de universidades extranjeras. Islandia es un país miembro del Espacio Económico Europeo, lo cual facilita que personas de casi todos los países europeos puedan trabajar aquí. También son habituales los programas de voluntariado y de intercambio de estudiantes.

COCHES DE ALQUILER

En Islandia hay un amplio conjunto de empresas de coches de alquiler y es extremadamente importante la reserva por adelantado para poder conseguir el tipo de coche deseado y también debido a los fuertes incrementos de las tarifas de los alquileres al acercarse la fecha. Hay muchos tipos de vehículos disponibles, desde pequeños coches familiares hasta potentes vehículos con tracción a las cuatro ruedas.

A la hora de recoger el coche, como en cualquier alquiler, es imprescindible presentar una tarjeta de crédito a nombre del conductor titular del vehículo que sirva como garantía para el alquiler, y en la cual se os retendrá el importe de la fianza que será liberado de la tarjeta a la devolución del vehículo.

El alquiler suele incluir casi siempre vehículos con kilometraje ilimitado y seguro a todo riesgo con franquicia (el vehículo tiene seguro con una determinada franquicia de daños de que se puede proteger pagando una determinada prima adicional, seguro de devolución de franquicia diario).

Debido al afán de las compañías de vender extras y servicios, es muy importante saber que siempre os ofrecerán extras tales como ampliación del seguro (cobertura total), o bien otro tipo de seguros tales como seguros de asistencia médica, seguros de protección personal, etc.. cuyo coste puede oscilar entre los 10 y los 20 euros por día de alquiler.  Es de vital importancia a la hora de recoger el vehículo y antes de pagar, consultar los cargos que vayan a ser realizados en vuestra tarjeta y conceptos ya que una vez cobrados y firmados, no es posible reclamarlos de ningún modo, con lo cual, en caso de duda, es importante consultar al personal de la compañía en el mismo mostrador. Nuestras múltiples experiencias personales alquilando vehículos allí nos hacen recomendaros poner especial atención a esto a la hora de recoger vuestro coche ya que es práctica común en el personal de las todas las compañías tratar de incluiros todos estos extras en destino.

Ninguna compañía incluye tampoco por defecto en los alquileres la asistencia en carretera, la cual se puede contratar en destino por un precio no elevado. Otros posibles extras a añadir al alquiler, los cuales si podéis llevar contratados desde aquí son el GPS, conductores adicionales al titular, sillas de niños etc.

CARRETERAS Y CONDUCCIÓN

Conducir por Islandia es una manera que tienen los visitantes de conocer el país a su ritmo. Normalmente, apenas hay tráfico, y no suele haber problemas de aparcamiento fuera del centro de Reikiavik. La mayoría de las carreteras principales están asfaltadas; sin embargo, también existen tramos de gravilla, sobre todo en carreteras de montaña o de campo y en el interior de Islandia. Esta circunstancia, junto con el paisaje accidentado y la meteorología impredecible del país, suponen un desafío incluso para los conductores más experimentados; por tanto, se recomienda a los viajeros que conduzcan con precaución y preparen todo bien antes de salir de viaje, y que consulten las condiciones meteorológicas existentes y pospongan o cambien los planes si fuese necesario. En Islandia, la edad mínima para poder conducir es de 17 años. Cualquier persona de esa edad que tenga un permiso de conducir válido de otro país puede conducir en Islandia durante estancias de duración limitada (hasta un año).

 

El sistema de carreteras islandés es bastante extenso, pero fácil de recorrer. La carretera nacional n.º 1, comúnmente conocida como Ring Road (carretera de circunvalación), es la más transitada y rodea todo el país; desde ella se puede acceder a otras carreteras para hacer todo tipo de excursiones. La Ring Road está abierta durante todo el año; no obstante, si las condiciones meteorológicas así lo exigen, determinados tramos podrían permanecer cerrados durante el invierno e incluso ocasionalmente durante el verano. La mayoría de las carreteras principales están asfaltadas, pero los conductores deben estar atentos y reducir la marcha a tiempo en aquellos lugares en los que termine el asfalto y empiece la gravilla, ya que gran parte del sistema de carreteras islandés está formado por pistas de gravilla (sobre todo en las tierras altas). Estas pistas requieren extremar las precauciones incluso si se circula en un vehículo con tracción a las cuatro ruedas, y más aún si se conduce un vehículo de otro tipo o una moto. Por supuesto, las carreteras de gravilla pueden resultar una experiencia interesante si el conductor mantiene una actitud positiva y sensata, y conduce con cuidado. En cualquier caso, el conductor debe prestar atención a la carretera, reducir la velocidad si es necesario y mantenerse a la derecha cuando exista la posibilidad de cruzarse con otros vehículos o alguien quiera adelantarle. Puede ser difícil conducir sobre gravilla, y los giros bruscos pueden resultar peligrosos si el vehículo va demasiado rápido. Ciertamente, deben extremarse las precauciones a la hora de adelantar a otro vehículo; asimismo, también es recomendable reducir la velocidad cuando se cruce con otros vehículos mientras conduzca sobre gravilla. Las pequeñas piedras proyectadas por los neumáticos pueden provocar daños con facilidad, como grietas en el parabrisas o deterioro de la pintura. Normalmente, las carreteras de montaña son muy estrechas y presentan curvas frecuentes que aparecen de improviso; por tanto, no están diseñadas para conducir a altas velocidades. Si ve que se aproxima otro vehículo, busque inmediatamente algún hueco donde otros coches se hayan apartado a un lado previamente, para evitar las rocas grandes y para no dañar la frágil y hermosa vegetación ni las superficies vírgenes del terreno. Aunque las ovejas suelen deambular libremente por las carreteras asfaltadas, esta situación es aún más frecuente en las carreteras sin asfaltar; por tanto, los conductores deben estar atentos a la presencia de ovejas y caballos (por ejemplo, de corderos que puedan salir corriendo hacia el otro lado de la carretera en busca de sus madres). En el este y el sureste de Islandia, los conductores incluso podrían encontrarse con renos que crucen de improviso la carretera. Muchos puentes y algunos túneles solo tienen un carril, lo que obliga a que uno o varios coches deban detenerse para dejar pasar a los vehículos que circulen en sentido contrario. Todos los factores anteriores hacen probable que los viajes tomen más tiempo de lo esperado, sin contar las paradas imprevistas para fotografiar hermosos paisajes o acercarse a pie hasta las magníficas cascadas.

 

El límite general de velocidad en zonas urbanas es de 50 km/h, mientras que en las zonas rurales es de 80 km/h en carreteras de gravilla y de 90 km/h en carreteras asfaltadas. El uso del cinturón de seguridad es obligatorio para el conductor y para el resto de los pasajeros; además, los niños deben viajar en sistemas de retención adecuados para su edad y peso, conforme a los requisitos del Reglamento n.º 44 de la CEPE (versión del año 2004 u otras versiones posteriores). Está prohibido consumir alcohol antes de conducir y llevar recipientes abiertos de bebidas alcohólicas en el habitáculo del vehículo. Los faros delanteros o, al menos, las luces de conducción diurna deben estar encendidos en todo momento. A fin de preservar la vegetación, los suelos y el paisaje, se prohíbe terminantemente conducir fuera de la calzada. Hay una excepción al respecto, relativa a la conducción sobre nieve o hielo. No obstante, es necesario informarse sobre el equipamiento necesario y las posibilidades existentes; asimismo, es preferible hacerlo en compañía de personas expertas y en vehículos apropiadamente equipados. Aunque los peligros en carretera suelen estar marcados con señales especiales de advertencia (por ejemplo, señales de curva cerrada), a menudo estas no van acompañadas de indicaciones de reducción de la velocidad. Todos los conductores están obligados por ley a adaptar la velocidad del vehículo en todo momento y lugar en función de las condiciones existentes. Es esencial disponer de un vehículo 4×4 únicamente para circular por las pistas de las tierras altas y por otros lugares en los que los viajeros puedan encontrarse con terrenos abruptos, rocas, ríos que haya que vadear, etc. Las carreteras de las tierras altas permanecen cerradas en invierno; asimismo, las condiciones meteorológicas pueden hacer que también se cierren otras carreteras. En todo caso el vadeo de ríos exige experiencia por lo que lo más recomendable suele ser ceñirse a la Ring Road y el resto de carreteras más “normales”. Cuando la previsión meteorológica o las condiciones de la carretera sean inciertas, los viajeros deben informar al personal del último lugar en el que hayan parado o se hayan alojado sobre su próximo destino y la hora a la que tienen previsto llegar. Aunque en todas las localidades y a lo largo de las carreteras principales hay, al menos, estaciones de autoservicio, la densidad de población y la distancia entre ese tipo de estaciones varían enormemente. Los conductores deben asegurarse siempre de tener suficiente carburante para llegar hasta la siguiente estación de servicio. Visite los sitios web de la Autoridad de Transporte Islandesa, SafeTravel y la Administración Islandesa de Caminos y Costas para obtener más información acerca de la conducción en Islandia.

TELEFONO E INTERNET

El prefijo para llamar a Islandia desde el extranjero es el 354, generalmente seguido de solo siete dígitos. Para hacer llamadas de larga distancia desde Islandia a otras partes del mundo, basta con marcar “+” o “00” más el código del país (34 en el caso de España) y el número de teléfono nacional al que se desee llamar. En Islandia operan varias compañías de telefonía móvil GSM, y un par de ellas ofrecen cobertura en la mayor parte de las tierras bajas, aunque en ningún caso en todas las áreas deshabitadas y de montaña. Resulta fácil adquirir tarjetas SIM prepago, y los viajeros pueden recargarlas en la mayoría de las gasolineras o tiendas. En lo que respecta a la conexión a Internet, muchos establecimientos hosteleros, así como locales de restauración y bibliotecas públicas, ofrecen acceso a Internet de forma gratuita o a un precio económico. Fuera de este tipo de lugares, en la mayoría de las áreas pobladas existe al menos señal GPRS, e incluso 3G o 4G. Como sucede a menudo durante los viajes, acceder al servicio de datos mediante la tarjeta SIM del país de origen es probable que resulte prohibitivo; en cambio, con una tarjeta SIM islandesa el precio suele ser razonable.

ELECTRICIDAD Y ENCHUFES

En Islandia el voltaje común es 230 V y la frecuencia es 50 Hz. Las clavijas y enchufes son del mismo tipo que utilizamos en España por lo que no tendréis ningún problema con vuestros cargadores de móvil y otros aparatos que podáis llevar.

CLIMA

Islandia es una isla aislada y bañada por la corriente del Golfo, lo que hace que disfrute de un clima oceánico templado, con veranos frescos e inviernos sorprendentemente suaves. Sin embargo, la isla está situada justo al borde del círculo polar ártico, lo que hace que su clima también se vea afectado por la corriente polar de Groenlandia Oriental, que circula hacia el sureste bañando las costas septentrionales y orientales. Por tanto, la dirección del viento tiene una gran influencia en el clima. Aunque las temperaturas fluctúan poco entre la noche y el día o entre las distintas estaciones, las precipitaciones comienzan a menudo de forma inesperada y la brisa puede hacer que la sensación térmica de frío sea aún mayor. Incluso en verano, los turistas deben estar preparados para días fríos, lluviosos y ventosos; en invierno, las ventiscas repentinas podrían retrasar sus planes de viaje, lo que también podría suceder en verano por las tormentas de arena o el deshielo tardío en las tierras altas. Pero, como dicen los lugareños para tranquilizarles: si no le gusta el tiempo, espere cinco minutos.
Islandia tiene veranos cortos y frescos e inviernos largos pero suaves, mientras que las precipitaciones pueden producirse en cualquier parte de la isla en cualquier momento del año, incluso aunque en el lado opuesto de la isla o de una cierta cadena montañosa no esté cayendo ni una gota. Entre junio y agosto, los visitantes pueden esperar unas temperaturas mensuales medias de alrededor de 10-13 °C. Aunque en la isla se notan los efectos del cambio climático, con una tendencia general al alza en las temperaturas medias, es poco probable que en los días más cálidos se superen los 20-25 °C. A mitad del año se produce el fenómeno del sol de medianoche. Debido a la trayectoria plana del sol a lo largo del horizonte, en la isla nunca oscurece por completo durante el período que la mayoría de los países occidentales consideran finales de primavera y principios de verano. Por ejemplo, el 1 de julio en Reikiavik, aunque el sol se pone a las 23:57 y vuelva a salir a las 03:04, todo ese tiempo el exterior permanece sorprendentemente iluminado. Este efecto es aún más acusado en el norte del país, donde entre principios de mayo y de agosto es fácil que haya 24 horas de luz constante; después, durante las largas noches de invierno, en lugares alejados de las luces de las ciudades, el cielo se ve decorado a menudo por la aurora boreal cuando está despejado. A pesar de que la latitud del país es muy septentrional, las temperaturas invernales en Islandia son relativamente suaves. En las tierras bajas del sur, las temperaturas medias mensuales son de alrededor de 0 °C en pleno invierno, mientras que incluso en las tierras altas, mucho más frías, las medias tienden a bajar únicamente hasta -10 °C. La nieve es muy habitual y puede verse como una emocionante atracción o un posible inconveniente para viajar. En la mitad norte de la isla, la nieve está garantizada durante el invierno y ofrece una amplia variedad de oportunidades deportivas y de aventura, sobre todo en las cotas más altas. En los días más cálidos, y especialmente en los lluviosos y húmedos de todas las tierras bajas (sobre todo en las regiones más meridionales), la nieve puede derretirse en poco tiempo, incluso en mitad del invierno, o bien fundirse parcialmente y después congelarse, transformándose en hielo duro y resbaladizo. Aunque las temperaturas de Islandia no son demasiado extremas, en ocasiones las condiciones meteorológicas pueden ser duras y peligrosas, y las tormentas de nieve o las precipitaciones de aguanieve acompañadas de fuertes vientos son habituales durante los meses más fríos. Los viajeros deben consultar siempre la previsión meteorológica y las condiciones de las carreteras antes de emprender un viaje (y, si es posible, consultar también a los lugareños), y observar estrictamente los cierres de carreteras y las advertencias. En invierno, los días son cortos, aunque nunca está oscuro todo el tiempo. Por ejemplo, en Reikiavik, el 1 de enero el sol sale a las 11:19 y se pone a las 15:44. Las horas de luz solar directa disminuyen cuanto más al norte de la isla vayamos; sin embargo, el crepúsculo dura bastante más que en cualquier punto próximo al ecuador de la Tierra. Además, aunque el cielo esté oscuro, los islandeses iluminan los días invernales con guirnaldas de luces parpadeantes, cafeterías cálidas y acogedoras, distintas actividades deportivas y un completo programa de festejos invernales. Las piscinas son una parada obligada para los viajeros que visiten la isla en invierno; por ejemplo, pueden unirse a los lugareños en un jacuzzi y contemplar cómo se funden los copos de nieve al acercarse a la superficie. Las noches de primavera y de otoño tienen una duración similar. Sin embargo, los vientos fuertes y las tormentas pueden ser algo más frecuentes en primavera y otoño. En las regiones más septentrionales, es probable que caiga nieve o existan condiciones invernales en mayo o incluso a principios de junio; y, a mayores altitudes, estos fenómenos pueden darse durante todo el año. Por último, uno puede darse cuenta de que los islandeses no siguen la división típica del año en cuatro estaciones, ya que en el calendario solo aparecen el verano y el invierno. El verano comienza oficialmente en el denominado primer día de verano, que se celebra el último jueves de abril; según las viejas creencias, el verano será bueno si la mañana amanece con escarcha.

 

VESTIMENTA

El tiempo en Islandia es enormemente impredecible; por tanto, es importante que los viajeros estén preparados para encontrarse con todo tipo de condiciones, sea cual sea la época del año. Deben vestir calzado resistente y varias capas de ropa que puedan quitarse o ponerse según la situación, y tener siempre a mano una prenda que puedan usar como capa exterior impermeable y cortavientos. El viento es un factor importante a la hora de evaluar las condiciones en exteriores, y el viento frío, que puede ir acompañado de lluvia y aguanieve, puede hacer que las temperaturas suaves se conviertan en temperaturas extremas e incluso peligrosamente frías para cualquiera que esté a la intemperie y no esté preparado. En Islandia, a menudo no existen lugares para resguardarse y puede llover o nevar de lado debido al viento; por ello, es mucho más útil una capa exterior impermeable que un paraguas, al cual podrían destrozar rápidamente las ráfagas de viento.

 

MONEDA Y BANCOS

La moneda de Islandia es la corona islandesa o krona (su plural es kronur; su abreviatura, kr; y su código, “ISK”). En todas las cifras se utilizan el punto como separador de millares y la coma como separador decimal. Por ejemplo, cinco mil coronas se escribe como 5.000 kr, y el dos coma cinco por ciento se escribe como 2,5 %. Los cajeros automáticos abundan por todo el país, al igual que los bancos, donde pueden cambiarse con facilidad las monedas más comunes. Por tanto, la mayoría de los establecimientos que frecuentan los turistas, incluidas muchas tiendas de alimentación, no tienen inconveniente en aceptar billetes de monedas extranjeras (y, en particular, euros, dólares, libras y el resto de monedas nórdicas principales), aunque es posible que dichos establecimientos tengan que devolver el cambio aproximado en coronas islandesas. Los cheques de viaje son menos populares hoy en día, pero se aceptan en los bancos y en los principales hoteles o centros turísticos. Por lo general, los bancos abren de lunes a viernes, de 9 a.m. a 4 p.m. Por último, casi todos los negocios islandeses aceptan sin reservas el pago con tarjeta de crédito o débito (incluso para pequeñas compras como un periódico o una bolsa de dulces), ya que para los islandeses constituyen el medio de pago más cómodo. Normalmente, los precios que se indican al consumidor incluyen todos los servicios y el IVA. Aunque las propinas no son una costumbre ni de ninguna manera obligatorias, son un gesto que la gente valora.

GASTRONOMÍA

Los pilares de la cocina islandesa son el cordero, el pescado, los productos lácteos y la patata. Sin embargo, en la actualidad, la ternera, el cerdo, el pollo y todo tipo de verduras también pueden encontrarse con facilidad. Los granjeros se enorgullecen de que sus corderos de montaña criados en libertad se encuentren entre los mejores del mundo, gracias a la dieta veraniega de hierba, arbustos y plantas silvestres de las ovejas. En cuanto al pescado islandés, desde hace mucho tiempo goza de prestigio internacional gracias a su calidad, y ya se exportaba incluso en la época medieval. El salmón y la trucha se suman al pescado de mar y añaden variedad, sin olvidar la popularidad del pescado salado o ahumado. Hubo una época en la que las aves marinas, como el arao y el frailecillo, se consideraban un componente básico de la dieta, sobre todo en épocas de escaseo de pasto y forraje. En la actualidad, se sirven como delicatessen. Los turistas suelen llevarse a casa el aceite de hígado de bacalao de excelente calidad y barato que se vende en los supermercados de Islandia. También cabe mencionar las carnes de ballena y de foca, con las que se elaboran sabrosos platos tradicionales. Los productos lácteos islandeses también son de primera clase. Al igual que los caballos, la raza de vaca islandesa llegó de la mano de los primeros pobladores y posteriormente fue criada en aislamiento, y por ello es hoy una especie única que nunca se ha cruzado con otras, excepto para obtener terneros para la producción de carne. Es común ver a los animales retozando y pastando en los primeros días cálidos de la primavera; sin embargo, durante todo el año dan una leche de sabor puro y delicado gracias al buen forraje con que se alimentan. Recomendamos a los visitantes que prueben las populares especialidades islandesas, como el skyr, una crema de leche desnatada fermentada que actualmente imitan en el extranjero; o el súrmjólk, una leche agria que resulta deliciosa, por ejemplo, con cereales y también con bayas o azúcar moreno. Este tipo de productos lácteos se sirven a menudo con camarinas negras o arándanos negros, que abundan en los parajes de Islandia. Los arándanos también pueden encontrarse con frecuencia, excepto en las zonas costeras más meridionales; y, en algunos lugares, las bayas de la zarza de piedra y las fresas también aguardan al hambriento. Normalmente, la temporada de estos frutos abarca desde julio hasta septiembre, y en esa misma época también pueden encontrarse setas (siempre que el viajero sea capaz de distinguir las especies comestibles). Aunque el área metropolitana de la capital es la que ofrece la variedad más amplia de tipos de cocina, por todo el país pueden encontrarse restaurantes y cafeterías interesantes e incluso de primera categoría. Es más fácil aún encontrar locales que sirvan raciones de pizza, hamburguesas, pollo y pescado; además, los perritos calientes son prácticamente un plato nacional en las gasolineras y los establecimientos de comida rápida. Es probable que el surtido de dulces, que incluye un gran número de excelentes marcas islandesas, sea bastante diferente de aquello a lo que el viajero está acostumbrado en su país. Hay supermercados a mano en todas partes, excepto en los pueblos más pequeños, y algunas localidades cuentan con excelentes panaderías que sirven repostería y delicioso pan al momento. Aunque estuvo prohibida durante gran parte del siglo XX, la cerveza ha evolucionado mucho desde que se legalizó en 1989 y actualmente hay una gran oferta de cervezas artesanales. El licor fuerte tradicional de Islandia es el brennivín, aunque en las últimas décadas el vodka y otros licores de excelente calidad han dado un paso adelante. Debe tenerse en cuenta la política nacional en contra de la publicidad del alcohol y el tabaco, artículos que están sujetos a elevados impuestos. La venta de alcohol solo está permitida a través de la empresa nacional de alcohol y tabaco (ÁTVR), aunque, por supuesto, muchos restaurantes y bares tienen licencia para vender bebidas alcohólicas. Aunque en Islandia el alcohol es caro, la mejor bebida disponible (el agua) es gratis. El agua corriente islandesa siempre es potable y está entre las más puras del mundo. En algunas localidades, es posible que a los visitantes les sorprenda el olor a azufre al abrir el grifo de agua caliente; no obstante, los minerales que puedan quedar en el grifo después de usar el agua caliente también son inocuos. Si no le agrada el sabor, deje correr el agua fría durante unos instantes antes de llenar el vaso. Actualmente, cerca del 90 % de los hogares reciben suministro de agua geotermal que, por supuesto, también se usa con fines de calefacción, para el agua caliente en las duchas, para mantener las piscinas locales a una temperatura agradable, etc

COMPRAS

Por tradición, los islandeses pueden ser un pueblo creativo y dichosamente libre de ataduras. Esto ha dado lugar a una escena creativa que convierte la experiencia de comprar en Islandia en una placentera serie de sorpresas. Aunque los precios en Islandia tienden a ser elevados si se comparan con el resto del panorama internacional, los compradores extranjeros pueden ahorrar si aprovechan la devolución del IVA.

Si hablamos de zonas comerciales, en las principales calles comerciales de Reikiavik (Laugavegur y Skólavördustígur) se encuentran algunas marcas de lujo con lo último en el panorama internacional de la moda, así como pequeñas tiendas que ofrecen productos de diseñadores locales. Dentro de esta ecléctica mezcla, los visitantes también pueden encontrar tiendas de recuerdos, tiendas de ropa vintage, joyerías y outlets de prendas de exterior. En el área metropolitana de la capital también hay varios centros comerciales atractivos que reúnen una amplia selección de tiendas en un mismo lugar. El mercadillo Kolaportid, que se celebra los fines de semana, es un lugar fantástico para encontrar antigüedades, ropa de segunda mano, libros en islandés y una selección de la gastronomía tradicional local. Aunque la mayor variedad de tiendas se concentra en Reikiavik, en otros municipios del área metropolitana de la capital hay curiosas tiendas que venden recuerdos, libros, ropa, objetos de artesanía y especialidades locales. Hafnarfjördur tiene un encantador casco antiguo, justo al lado del pequeño puerto, así como curiosas casas levantadas entre formaciones de lava. Cuando se viaja por el país y se comienza a conocer el paisaje, el ambiente o incluso la sociedad de una zona en particular, nada proporciona más satisfacción que encontrar una prenda, una joya, un tarro de mermelada u otros artículos típicos perfectamente diseñados y de fabricación local. En los últimos años, algunas granjas han empezado a vender directamente sus productos (por ejemplo, helado elaborado en la propia granja). Tampoco debe olvidarse lo interesante que puede ser buscar alimentos, bebidas u otros productos básicos en los supermercados y las pequeñas tiendas de alimentación de Islandia, para descubrir productos diferentes y probar cosas nuevas.

FESTIVOS NACIONALES Y CELEBRACIONES

Los islandeses tienen varias fiestas propias y únicas y también celebran ciertas fiestas internacionales de forma especial. Muchas de ellas están vinculadas con antiguas tradiciones nórdicas, mientras que otras a menudo coinciden con el calendario cristiano. Las tradicionales vacaciones de invierno son especialmente importantes para los islandeses. El período navideño es una fascinante mezcla de prácticas religiosas y folclore tradicional; comienza el 23 de diciembre y termina el 6 de enero, el día de la Epifanía. Entre medias, hay mucha comida de la que disfrutar, gente con la que reunirse y fuegos artificiales que lanzar. Igualmente hay importantes días festivos, como la Semana Santa, el primer día del Verano islandes (entorno al 20 de Abril), la fiesta del Trabajo (1 de mayo), Pentecostés, el día nacional de Islandia (17 de Junio) o la fiesta de los Comerciantes en la primera semana de Agosto.

¿Dónde estamos?

C/ Arroyo del Médico Nº 46
28939 Arroyomolinos
Madrid

contáctanos

91 689 92 02 / 609 00 78 94
(departamento de venta)

682109825
(administración y control de viajes)

Nuestro horario

L-V: 9:00 am - 18:00 pm
(departamento de venta)
atención presencial con cita previa

L-V: 9:00 am - 19:00 pm
(administración y control de viajes)

Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies
Copyright © 2020 Islandia a tu Medida. Todos los derechos reservados. Agencia de viajes autorizada por la Comunidad de Madrid con Nº de Licencia: C.I.C.MA 1806
Islandia a tu Medida es una marca de Escapadas a tu Medida S.L. NIF. B-84567841, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 22226, Libro 0, Folio 130, Inscripción 1